¿Por qué son importantes los proyectores en la ambientación digital?

Los avances tecnológicos, a diario, convierten en realidad los sueños más futuristas y algunas designaciones que eran propias del cine de ciencia ficción pasan a ser expresiones cotidianas de nuestras vidas.

Un caso particular de estas características es cuando hablamos de ambientación digital, que era un concepto utilizado en cine y teatro para lograr escenografías particulares de una temática específica o época particular.

Gracias a las oportunidades que los proyectores y diferentes tecnologías tienen para aportar, se puede lograr que diferentes encuentros y eventos sean ambientados digitalmente para recrear un entorno específico de comunicación audiovisual que le da un marco único a cualquier encuentro.

Los proyectores mágicos

Los proyectores son piezas fundamentales para crear ambientaciones digitales, ya que serán los encargados de reflejar las imágenes alusivas al tema elegido en paredes y diferentes superficies.

Para lograr el mejor efecto, se debe conocer a la perfección las características técnicas del proyector y cuáles son los requisitos que se deberán cumplir para que la ambientación sea exitosa. Un aliado esencial de la ambientación es la luminosidad y su relación con lo proyectado, por eso se debe conocer de ante mano si el evento será de día o de noche.

Otros socios invaluables para lograr la ambientación adecuada son los efectos de sonido, las pantallas para proyectores y la escenografía física, que serán pensados como complementos de la propuesta digital para que hagan sus aportes en una puesta en escena integral.

Todo es posible

En esta asignatura, pareciera ser que el límite para recrear ambientaciones particulares es la imaginación, ya que mientras más detalles se le sumen a la propuesta más efectiva será la presentación final.

La ambientación digital logrará su cometido si está correctamente diseñada, organizada y pautada junto con el cronograma de actividades y tiempos del evento al que se introduce esta técnica.

Lo importante es no ser repetitivo, introducir efectos sorpresas y presentaciones alusivas, diseñadas exclusivamente para el evento del que se trate. Una ambientación de calidad sabrá cómo construir, en una sola temática, diferentes escenarios que vayan desde una escena propia de Hollywood para los instantes claves y otras esperas de relleno para matizar momentos pasivos.

En este sentido el organizador deberá ser muy claro con las necesidades del evento para que el cambio de foco, ritmo y protagonistas se realice de forma natural y siguiendo las necesidades del encuentro.

Tecnología como aliada

La puesta en escena será importante que se realice de forma aceitada, sin sobresaltos ni sorpresas desagradables. Para evitar disgustos es esencial haber realizado una prueba de sonido y equipos para no caer en las garras de los imprevistos.

Recuerde siempre que los protagonistas de todo evento son las personas, es decir que, en una boda, por ejemplo, la ambientación es el entorno en el cual los novios se destacan y son las estrellas estelares. En ningún caso serán opacados por la ambientación.

Hay un profesional esperando su consulta, recuerde contar siempre con personal que esté a la altura de sus requerimientos y no sorprenderse de lo mal que salió su sueño de ambientación.