Franquicias para la construcción: una opción inteligente para crecer en un contexto de crisis

El sector de la construcción y la compra y venta de inmuebles atraviesa un período de incertidumbre creciente. Según datos del Colegio Profesional Inmobiliario, sólo en mayo un 25% de las operaciones que se iban a realizar con crédito hipotecario fueron canceladas. Inflación, baja de salarios y un economía en retroceso no permiten vislumbrar cambios positivos en el corto y mediano plazo. Los estudios de arquitectura y construcción atraviesan renovados retos para poder reinventarse y seguir creciendo en un mercado cada vez más competitivo y restringido. En este contexto, la incorporación de franquicias es una estrategia que permite esquivar algunas de las consecuencias de la crisis y el contexto recesivo. Y esto es importante porque, a pesar de ser momentos de pocos recursos para la inversión, la innovación es más necesaria que nunca. Se sabe, que en contextos difíciles solo los más aptos y creativos sobreviven.

En efecto, cuando nos sentamos a evaluar los posibles nuevos negocios, las tecnologías o innovaciones que están llegando al mercado o cualquier otra forma de inversión que puedan potenciar el negocio comprobamos rápidamente tanto su necesidad como su elevado costo. Una forma que permite acortar tiempos es optar por una franquicia.  La oferta de franquicias en Argentina es abundante y variada, también para el sector de la arquitectura. Según datos de la Asociación Argentina de Marcas y Franquicias (AAMF) en el 2017 el sistema de franquicias en el país creó siete veces más puestos de trabajo que la industria automotriz. El abanico de opciones abarca desde propuestas para la optimización del diseño de interiores y la decoración, pasando por servicios integrales para la construcción en sí, hasta la posibilidad de sumar plataformas digitales que permiten comparar presupuestos o materiales.


Hasta aquí queda claro que las bondades y los beneficios de estos recursos son abundantes y provechosos para la mayoría de los estudios de diseño y arquitectura o negocios relacionados con la construcción, pues permiten aportar nuevos servicios disruptivos en forma relativamente más económica comparándolo con una inversión directa. Sin embargo, la elección de la mejor opción o franquicia más acorde a las necesidades de una empresa no es una tarea fácil. De hecho una atinada selección y administración de la franquicia elegida determina su éxito y por el ende, el de nuestro negocio. Es necesario por lo tanto observar con detenimiento las ofertas existentes en el negocio, por ejemplo, si son nacionales o internacionales, cuál es realmente su novedad o historial en el mercado o su potencialidad en la industria. Para atravesar este requisito con éxito existen consultoras de franquicias en Argentina especializadas en este tipo de prestaciones. Los aspectos que deben ser contemplados van desde cuestiones relacionadas con requisitos legales, pasando por lineamientos de marketing e identidad de marca, hasta los parámetros de uso o fabricación del producto en cuestión. Lejos de encarecer el recurso, este tipo de orientación y acompañamiento vuelven a todo el proceso un camino más fácil de transitar, evitando imprevistos y asegurando su correcta puesta en práctic. Finalmente es importante mencionar que muchas veces el propio negocio puede transformarse en una franquicia y ser una fuente extra de financiamiento en el futuro.