Diseño: nuevas oportunidades en el sector de las piletas de natación profesionales

La natación es una actividad que ha crecido muchísimo en nuestro país. De ser una opción que podíamos encontrar únicamente en los clubes, grandes o pequeños, hoy en día las piletas de natación profesionales son utilizadas en diferentes ámbitos y con distintos propósitos, por ejemplo, dentro de una escuela de buceo profesional en donde se dictan cursos que requieren características muy particulares.

El buceo es un ejemplo claro acerca de cómo la natación se ha ido expandiendo hacia otras áreas muy poco exploradas en el pasado. En este contexto, también se presenta como una muy buena opción para la arquitectura, ya que plantea desafíos renovados en función del diseño de espacios aptos para la práctica y la enseñanza de este apasionante deporte.

También es importante mencionar que el diseño de piletas está claramente dividido en varias corrientes, comenzando por aquellas piletas de uso doméstico, y finalizando por el ejemplo anterior, es decir, piletas para escuelas de buceo y otras actividades relacionadas. Es en este último caso en donde nos gustaría poner el acento en materia de oportunidades, ya que se trata de un sector cuyo crecimiento lo vuelve más que atractivo para la arquitectura.

Tengamos en cuenta que un curso de buceo profesional requiere de infraestructura muy específica, no solo en cuanto las piletas que se utilicen para dar las clases de buceo correspondientes, sino además en términos de soporte edilicio para su práctica teórica, así también como funcional en materia de equipamiento.

Estamos bastante lejos de la época en la cual las escuelas para buceo eran básicamente una opción para los más privilegiados. Hoy en día, cualquier persona que tenga pensado viajar a los grandes centros turísticos en donde el buceo es, quizás, una actividad inevitable, seguramente buscará una escuela para realizar algún tipo de curso y de ese modo poder bucear en otros países con toda la documentación exigida para tal caso.

Desde el diseño y la arquitectura comienza a verse al buceo como una fuente interesante de trabajo, y no es para menos. Cada vez hay más escuelas, y dentro de las que ya están trabajando desde hace varios años, también aumenta la necesidad de mejorar y ampliarse en términos de infraestructura, con lo cual podemos estar seguros de que los nuevos diseñadores tendrán mucho trabajo en el futuro dentro de este sector.

Siempre es conveniente estar al tanto de las nuevas tendencias, ya que es allí en donde se pueden abrir nuevos caminos para expandir la cartera de clientes de cualquier estudio de arquitectura que aspire a diversificar sus proyectos. En este sentido, el buceo cuenta con todo lo necesario para convertirse en un objetivo central durante el corto plazo.

Desde aquí, nos parece necesario hacer al menos una mención al paso sobre esta posibilidad. Desde ya, no estamos aquí frente a una fuente inagotable de proyectos en el futuro, ni mucho menos, sino más bien de cara a una opción que vale la pena tener en cuenta para aquellos estudios de arquitectura capaces de asumir nuevos desafíos y compromisos con el objetivo de diversificarse.