Cómo optimizar la iluminación en un consultorio estético

Cualquier consultorio estético debe estar provisto, fundamentalmente, de profesionales especialistas, aparatología de alta calidad y una excelente atención; pero, además es preciso que tenga una confortable decoración que deberá tener una adecuada iluminación. Esta será la fórmula fundamental del éxito.

¿Por qué la iluminación está al mismo nivel que los demás componentes? Es sencillo, esto se debe a qué no se puede dar valor a lo que no se ve de manera apropiada y para que los clientes puedan dar el visto bueno a los diferentes tratamientos que se realizan deben ser capaces de captar la mejoras que los mismos han aportado a su estética.

Le ofrecemos algunos consejos para que su negocio tenga la iluminación más adecuada en cada espacio del consultorio.

Esencialmente natural

Una iluminación que no puede dejar de lado el centro de estética es aquella que aporta la luz natural, aprovechando al máximo los recursos que el diseño y la arquitectura ofrecen para captarla de la mejor manera.

Vidrios fijos, tragaluces, ladrillos de vidrio, todas estas estrategias arquitectónicas otorgan la posibilidad de contar con iluminación que garantiza ambientes cálidos y armoniosos. Pero recuerde que deberá contar con recursos que le permitan contrarrestar la luminosidad excesiva.

No todo es natural

Aunque la iluminación natural es un recurso sumamente importante en cualquier edificio, no siempre es posible contar con solo el aporte que nos otorga el sol y, por ello, en cuanto a iluminación artificial debemos considerar aquella que más beneficios nos otorguen.

Para dar una sensación abierta y luminosa debemos evitar rincones oscuros y exceso de sombras, para ello, lo mejor es utilizar pequeñas luminarias bien distribuidas y no focos centrales que proyectan grandes sombras.

Tenga en cuenta la correcta distribución de los espacios para poder ambientar la luz de manera adecuada, aprovechando la funcionalidad de cada uno. Diversos tratamientos, como el trasplante capilar o los procedimientos quirúrgicos, van a necesitar una iluminación muy bien cuidad.

Cálido o frío

Al investigar brevemente sobre los tonos más adecuados para iluminar los ambientes, los expertos distinguen entre luces frías y cálidas, cada una de ellas ofrece una luz que permite diferenciar relajación y concentración, solo por dar un ejemplo.

Así, podemos asegurar que las luces frías invitan a las personas a estar atentas y concentradas en una determinada tarea y son las que se utilizan mayormente es escuelas, fábricas y oficinas. Estas luces son las que recomendamos para el lugar donde se ofrecen los tratamientos específicos y donde se encuentra el instrumental a utilizar.

Por otro lado, las luces cálidas invitan a estar más distendido y relajado, son las que se utilizan en dormitorios y comedores. En su consultorio recomendamos esta iluminación para las salas de espera y sectores donde se imparten terapias de masajes y descanso.

Palabra de especialistas

Como lo indican desde el Centro de Estética Probella, la iluminación es un aspecto fundamental en su negocio, y por lo tanto no debe dejarse librado al azar. En caso de que no encuentre la manera de dar la ambientación que está necesitando no tema consultar con expertos y seguir sus consejos.

De este aspecto tan importante depende que los clientes se enamoren de su propuesta, por ello no deje de pedir consejo a los que más conocen del rubro, ya que una buena inversión siempre representa ganancias.