La notebook ideal para el arquitecto profesional

Al igual que el arquitecto comprometido con su profesión realiza cursos de actualización y está al corriente de cuáles son las normativas vigentes de construcción, de la misma forma debe invertir en una buena herramienta de trabajo que en su caso particular es una notebook que posea todas las herramientas que precise.

Las características particulares de una notebook para arquitectos están enteramente ligadas a los programas imprescindibles para el desempeño de su actividad profesional, por eso, la elección deberá contar con la participación activa del usuario para que todos sus requerimientos laborales estén resueltos.

Pero no desesperé, aquí le presentamos las principales características que debe tener una notebook para el arquitecto profesional.

Placa gráfica adecuada

Las tarjetas o placas gráficas son las aliadas de todo profesional de arquitectura y decoración porque es el elemento que le dará una mejor resolución a todos los componentes gráficos de sus diseños.

Es importante que, al seleccionar la notebook de trabajo, el arquitecto haga sus averiguaciones o consulte con los expertos en el tema para que su computadora, ya sea por componentes integrados o porque se le agregan, cuente con la placa gráfica que necesita para que sus trabajos tengas la resolución que precisa para acercarle a sus clientes las impresiones más cercanas al logro de sus propias expectativas.

Memoria RAM fundamental

Como sabemos la Memoria RAM (Random Access Memory) es la necesaria para que cada programa se ejecute, es la que trabaja directamente con los procesos de trabajo ya que le permite al microprocesador acceder a todas las acciones necesarias para llevar adelante su labor.

Muchos afirman que la memoria RAM es la zona de trabajo del software de una computadora porque es la que facilita que los diferentes programas se ejecuten adecuadamente. Esto es fundamental para la apertura simultánea de tareas y recursos, y en el trabajo de un arquitecto ese es el escenario habitual, ya que precisa trabajar con diferentes programas a la vez y estos necesitan de muchos recursos para funcionar.

Según una reconocida empresa de reparación de notebook en Capital Federal, el mínimo recomendado para una memoria RAM en la notebook de un arquitecto profesional es de 4GB, pero lo óptimo se establece por encima de los 8GB.

Necesito ver y necesito mostrar

El arquitecto profesional para poder ver y acercar los diferentes proyectos a los clientes y a sus subordinados debe contar con una pantalla que le permita mostrar su trabajo sin complicaciones.

Para ello, lo recomendable es que la notebook no tenga una pantalla inferior a las 14 pulgadas, pero si fuera mayor, se debe considerar también que la resolución sea la adecuada.

Los clientes que llevan con una idea sobre la casa de sus sueños o cualquier proyecto que deseen hacer realidad precisan poder visualizarlo íntegramente con la mejor calidad. Por todo esto la presentación es fundamental, ya que pone de manifiesto la capacidad de interpretación y resolución del arquitecto.

Último consejo

El consejo final, pero quizás más importante es que no se apresure en tomar una decisión, recorra todo lo que necesite, pida consejo y pruebas de uso a un servicio técnico de PC, y no compre hasta no estar completamente seguro y conforme con su notebook.

La arquitectura y la industria farmacéutica de cara al futuro

Los cambios en la infraestructura de los distintos sectores comerciales y sociales plantean nuevos y asombrosos desafíos a la arquitectura, como los cambios que se producen actualmente en el sector farmacéutico, en general acerca de las características edilicias que deben tener este tipo de establecimientos.

A veces esos cambios ocurren casi imperceptiblemente, y por causas que no parecen revestir demasiada importancia, como la aceptación del medicamento homeopático, el cual ha requerido que muchas farmacias deban incorporar un laboratorio propio para su preparación. Resultaría redundante aclarar por qué esta pequeña variación ha tenido un alto impacto en la arquitectura.

Es probable que todos estos cambios se vayan acentuando de cara al futuro. De hecho, nada hace pensar que las farmacias, sobre todo, reduzcan sus distintos servicios y, en consecuencia, requieran de una infraestructura menos compleja. Por el contrario, todo parece indicar que seguirán creciendo y expandiéndose dentro de sus respectivos nichos.

Los laboratorios integrados a las farmacias, algo que hoy en día no ocurre en todos los casos, pero que en buena medida puede observarse en muchos ejemplos, son el gran factor de cambio que debemos considerar, uno que le demanda a la arquitectura soluciones de calidad.

Es altamente factible que en el futuro sean muchas más las farmacias que se propongan darle a sus clientes la posibilidad de acceder a un recetario magistral, es decir, de preparados magistrales hechos en condiciones de laboratorio. Esto implica, por un lado, más trabajo para el sector de la arquitectura, pero también nuevos desafíos en materia de ingenio.

¿Por qué? Muy simple: no todas las farmacias cuentan con la infraestructura necesaria para sufrir remodelaciones que nos permitan implementar un laboratorio incorporado. De hecho, son muy pocas las que cuentan con esta posibilidad, de forma tal que posiblemente se deba partir desde cero en nuevos inmuebles que necesariamente tendrán que ser adaptados para cumplir con los nuevos requerimientos.

Pensar en el futuro, al menos en el sector de la arquitectura, es un ejercicio que no está del todo libre de cierta especulación fantástica, a veces vecina de la ciencia ficción. Pero pensemos por un momento en lo increíble que seguramente debería parecerle a un profesional de hace treinta o cuarenta años la existencia de farmacias que funcionan básicamente como supermercados.

Sin dudas este hipotético arquitecto del pasado habría puesto en tela de juicio nuestra cordura, sin embargo, las grandes cadenas de farmacias están ahí, y lo seguirán estando durante mucho tiempo. No obstante, las pequeñas farmacias, aquellas que se construyen a partir del conocimiento y la frecuentación de los vecinos del barrio, también deberán adaptarse a los nuevos tiempos.

Aquí, como en tantos otros rubros, la arquitectura deberá brindar soluciones eficaces y en un contexto que no necesariamente será favorable para la creatividad. La normativa que pesa sobre los laboratorios nos hace suponer que muchas de aquellas farmacias de barrio, al menos las que no puedan adaptarse, se verán en serios problemas para subsistir, mientras que aquellas que consigan salir adelante con sus respectivos laboratorios, tendrán una poderosa herramienta a su favor.

La óptima distribución de ambientes en un restaurante

Los especialistas gustan de pensar y explicar a los restaurantes en términos de eficiencia respecto a la satisfacción del cliente en el lugar. Por ello, aseguran que un comensal que la pasó bien, vuelve; mientras que, quien no se sintió a gusto, por los motivos que sea, no retorna más, aunque afuera se coloque un cartel de nuevos dueños.

Lograr que los clientes de un restaurante la pasen bien significa también que se ha pensado en ellos en relación con la distribución de ambientes, ya que con estos se transmite el alma del lugar. Dicho de otro modo, ¿qué debe decir el restaurante?

Distribución con estilo

Como bien lo ha conseguido el restaurante Lalin, los salones se pueden dividir, a groso modo, en dos grandes estilos. Por un lado, están aquellos emprendimientos en los que existe un único salón que se puede visualizar a simple vista, y otros en los que se ha dividido el local ya sea por habitaciones o boxes.

Ambas distribuciones tienen ventajas y contras, pero, como dijimos, es importante que sean coherentes con el alma y mensaje del restaurante. El trabajo de los camareros será acorde a la propuesta porque en cada detalle se ve la gran diferencia.

El rol de la cocina

Otro detalle insoslayable a la hora de crear el ambiente de un restaurante es la ubicación y rol de la cocina.

El común de los restaurantes posee la cocina separada del salón y no está a la vista la elaboración de los platillos, mientras que otros la colocan al centro o en los laterales para que los comensales puedan ver y disfrutar, porque es el corazón del local y genera un espectáculo propio.

Estos últimos suelen tener más de una cocina, en una se preparan la gran mayoría de los platos, mientras que a la vista está aquello que hace al show que algunos clientes desean encontrar.

Ya sea con cocina separada como en https://restaurante-lalin.com.ar/restaurant-congreso/, o a cocina abierta, lo importante es conocer qué es lo que busca el cliente al momento de degustar un platillo; deleitarse con la preparación o disfrutar de un espacio en privacidad.

El sector de barras

No todos los restaurantes tienen barras, por entender que éstas son más propias de un bar. Sin embargo, los clientes disfrutan de este sector en el que pueden esperar a que esté lista su mesa o bien degustar la bebida de su predilección casi como si se tratara de dos experiencias en un mismo restaurante, por un lado, la barra y, luego, el sentarse a comer.

Resulta esencial que la barra y el salón comedor estén debidamente zonificados, pudiendo utilizar la iluminación para conseguirlo, además de la ambientación mobiliaria.

La óptima distribución en un restaurante

Digamos, a modo de cierre, que la óptima distribución en un restaurante depende del mensaje que desde el negocio se quiera transmitir. Es de vital importancia elegir el local adecuado en el que se pueda lograr lo diseñado y no deba atarse a lo disponible si esto no cumple con los requisitos buscados.

Brinde satisfacción al cliente con los ambientes y la decoración que elija, pero, sobre todo, recuerde las imborrables palabras de Ray Eames quien aseguraba: «Lo funcional es mejor que lo bello, porque lo que funciona bien permanece en el tiempo».

Arquitectura industrial: nuevos desafíos tras la mejora en los procesos de fabricación de alimentos congelados

Es razonable suponer que la mejora en todos los procesos de fabricación plantea un nuevo desafío para la arquitectura, que debe volver a pensar sus métodos tradicionales para satisfacer demandas más novedosas y complejas que las que debíamos enfrentar en el pasado.

Como referencia para las siguientes reflexiones tomamos a la empresa Don Carmelo, que se dedica a la fabricación de alimentos congelados al por mayor.

Nuevos procesos, en cualquier rubro, implican cambios en el uso de la tecnología de fabricación. En el caso de los alimentos esto puede observarse claramente en el empleo de maquinaria cada vez más precisa y, al mismo tiempo, exigente en términos del uso del espacio disponible. La vieja noción de una empresa situada en algún recóndito galpón es inconcebible en la actualidad.

Por otro lado, la fabricación de alimentos congelados implica seguir una gran cantidad de normas, sin las cuales la empresa puede ser sancionada e incluso inhabilitada para seguir realizando sus funciones. En este sentido, la arquitectura debe colaborar para lograr esos objetivos edilicios de forma razonable y, acto seguido, brindarle al cliente un valor agregado.

 

La tendencia en alimentos congelados va creciendo, aún en sectores prácticamente desconocidos hasta ahora, como las facturas congeladas. Aquellos que quieran conocer un poco más sobre las características de la fabricación de este tipo de productos pueden ver más aquí:  http://www.doncarmelo.com.ar/medialunas-congeladas/.

Lo cierto es que la tecnología y la maquinaria utilizada en este tipo de empresas debe combinarse de forma equilibrada con procesos que siguen respetando lo artesanal. Esto implica que la arquitectura necesariamente debe realizar su aporte de un modo superador, facilitándole al cliente un uso más inteligente del espacio disponible.

El verdadero desafío que se nos plantea de cara al futuro tiene que ver con la implementación de una mirada mucho más global sobre el tema. Las normas vigentes dejan poco margen para la maniobra creativa, eso es cierto, pero incluso en este estrecho paréntesis debemos ser capaces de darle un salto de calidad a nuestros proyectos.

Una de las posibilidades es pensar en el espacio disponible de manera más funcional, y eso no solo tiene que ver con el uso del espacio únicamente en función de la maquinaria, sino más bien todo lo contrario, pensando constantemente en el personal encargado de operarla.

Desde ya que no es lo mismo una empresa que fabrica alimentos congelados para exportar que, por ejemplo, una fábrica metalúrgica; pero el principio que rige detrás sigue siendo el mismo: acelerar los procesos de fabricación y mejorar la calidad laboral del personal. ¿Es posible lograr estos objetivos sin volver inviable la inversión del cliente? Consideramos que sí; es posible, y debe ser una de las metas que se plantee la arquitectura en los próximos años.

Además, es altamente probable que recién estemos en los comienzos del auge por los alimentos congelados, con lo cual las empresas que se dedican al sector seguirán surgiendo aquí y allí como emergentes de esa tendencia. En este contexto, la arquitectura necesita sí o sí estar a la altura del desafío.

¿Cuál es el momento indicado para incorporar un consultor informático a su estudio de arquitectura?

Los tiempos cambian, esa es una verdad universal que ningún sector puede omitir. En el caso puntual de la arquitectura, los cambios a menudo traen cierta incertidumbre, en especial cuando hablamos de tecnología. No obstante, los estudios de arquitectura más eficientes ya están incorporando diferentes servicios de consultoría informática para solucionar cuestiones esenciales del trabajo diario.

Desde Znet, empresa dedicada a brindar servicios de consultoría informática, nos comentan que, en efecto, el sector de la arquitectura es uno de los que más está demandando el aporte de profesionales; sobre todo para trabajar sobre cuestiones esenciales como redes, comunicaciones, servers, mantenimiento y seguridad informática.

Realmente no es de extrañar que esta tendencia se haya convertido en una herramienta fundamental para muchos estudios. Buena parte del trabajo transita por carriles informáticos, así como las comunicaciones, presentaciones digitales, etc, con lo cual la consultoría informática resulta clave para asegurar un esquema de trabajo confiable y sin fallas.

Lo cierto es que todas las áreas que tecnológicas mencionamos anteriormente pueden mejorarse de forma radical cuando son evaluadas por un profesional del sector, alguien capaz de hacernos ganar mucho en términos de eficiencia. La clave, en todo caso, no solo está en utilizar lo mejor que la tecnología tiene para ofrecernos dentro de cada área en particular, sino a través de una infraestructura tecnológica interna eficaz.

Aquí hay muy buena información sobre el tema de la consultoría informática: https://www.z-net.com.ar/consultoria-informatica/. Más allá de eso, la idea es incorporar un asesor o consultor informático a través de una empresa seria, que esté bien establecida en su ámbito, para que estudie en detalle todo nuestro esquema informático y presentarnos posibles mejoras y de esa forma alcanzar un grado más alto de rendimiento.

En general, tras esta fase de estudio, el consultor nos presentará un proyecto detallado, tanto para reducir en el futuro cualquier tipo de inconvenientes, así también como para establecer un esquema de trabajo que maximice los recursos disponibles.

Volviendo un poco a la pregunta que nos planteábamos al comienzo, el mejor momento para incorporar a un asesor informático es precisamente antes de que su estudio de arquitectura lo necesite. En ese caso, los problemas ya se habrán hecho presentes. La idea aquí es trabajar con cierto grado de previsibilidad, sobre todo en la actualidad, donde casi todo el arco de actividades que debemos llevar adelante se apoyan de una forma u otra sobre la informática.

Desde planos digitales a presentaciones, diagramaciones, incluso la fase administrativa de nuestro estudio de arquitectura requiere de la tecnología en todo momento, a cada segundo. En este contexto, se impone verdaderamente la necesidad de incorporar a un profesional dentro de esta área, alguien que, por ejemplo, podría brindarnos sus servicios en términos de consultoría externa cada vez que así se lo requiera.

En la actualidad hay muy buenas empresas dedicadas a este rubro; de hecho, nuestro país cuenta con calidad y variedad en propuestas de este tipo. Solo basta que se informe al respecto y de un paso más hacia el establecimiento de un método de trabajo mucho más confiable.

Por qué es importante viajar a China para actualizarse en el ámbito de la arquitectura

Aquellos que hayan viajado a China seguramente lo saben. No importa en qué ciudad estemos, basta levantar la mirada hacia arriba para observar un paisaje en donde predominan las grúas y los edificios en construcción, algunas de ellos, realmente colosales. Lo cierto es que China se encuentra en la vanguardia de la arquitectura a nivel mundial, con proyectos ambiciosos, innovadores, sobre los cuales los arquitectos de nuestro país deben poner la mirada.

 

Rápidamente hay que decir que viajar a China ya no supone una odisea como en décadas anteriores. De hecho, no son muchos los requisitos para obtener una visa, pasaje y alojamiento. Al respecto, desde el sitio: Chinapass nos responden que cada vez son más los arquitectos que viajan a este país asiático desde la Argentina, suponemos, para actualizarse o incluso para vivir la experiencia de estar en el sitio donde todo lo que puede pasar en términos de arquitectura está pasando.

No es lo mismo observar a la distancia los proyectos arquitectónicos más impactantes del mundo que estar en el lugar, hablar con los especialistas, e incluso establecer relaciones cordiales con otros estudios, ya sean locales como internacionales. Sin dudas es mucho lo que podemos aprender estando en el lugar, sobre todo si también tenemos en cuenta que China se caracteriza por ser una de las sedes principales de los seminarios y conferencias más importantes del mundo en materia de arquitectura.

 

Edificios, carreteras, puentes, China lo ofrece todo para el arquitecto ávido de nuevos estímulos, sobre todo cuando pensamos que cada uno de esos proyectos no comienza y termina en sí mismo, sino que es parte de una visión integral que agrupa a muchísimos más. En este sentido, estamos muy lejos de lograr tamaño grado de eficiencia y previsibilidad, no obstante, nada impide que podamos incorporar esos principios para nuestra tarea diaria en el país.

 

Aquellos que tengan pensado viajar deberían empezar por considerar la posibilidad de comprar alguno de los tantos paquetes a China que existen en la actualidad. En Argentina hay agencias realmente serias, responsables, y con toda la experiencia necesaria para asesorarnos en función de nuestros requerimientos particulares. Algunas incluso se ocupan de realizar los trámites de visado, así como de coordinar el alojamiento, transporte y logística en el lugar, de modo tal que podamos ocuparnos únicamente de lo que nos interesa, sin perder tiempo en asuntos burocráticos.

 

Así como en otros tiempos las grandes capitales europeas eran el destino inevitable para los arquitectos, hoy en día China ofrece el mismo interés, los mismos proyectos asombrosos, pero con el foco puesto en el siglo XXI. En este sentido, viajar supone la posibilidad de respirar esa atmósfera de cambio, de perpetua innovación, para luego ser aplicadas en su justa medida en nuestra labor diaria aquí en la Argentina.

 

Consideramos que esto podría ser un claro factor de crecimiento, tanto a nivel personal como profesional, para cualquier arquitecto de nuestro país; es decir, una de esas decisiones capaces de mejorar considerablemente la calidad formativa de todo profesional. Y eso, sin dudas, es algo que debemos aprovechar.

La arquitectura que favorece la labor del cocinero

¿De qué sirve un diseño arquitectónico súper estético, si los resultados obtenidos no ofrecen confort? Como siempre decimos en este portal, el gran desafío de los arquitectos es realizar trabajos que ofrezcan un justo equilibrio entre belleza y funcionalidad. Una máxima que también debe aplicarse al momento de pensar en la arquitectura de una cocina. En lo que sigue, y con el testimonio de MasterCook, una empresa argentina con reconocimiento en el rubro gastronómico, repasaremos algunas de las más frescas tendencias en el diseño arquitectónico de cocinas. Veamos.

Para comenzar, es importante tener en cuenta que las decisiones arquitectónicas para cocinas difieren en muchos aspectos cuando se trabaja en cocinas profesionales o bien para el hogar. En las primeras hay que enfocar toda la atención a la productividad, mientras que en las segundas también hay que poner mucho énfasis en la estética y también considerar que en muchas ocasiones –cuando los metros cuadrados son suficientes- este ambiente es un espacio de reunión para la familia o los ocupantes de la propiedad.

Desde la mencionada empresa que ofrece servicio de comedor para empresas señalan que en las cocinas profesionales es fundamental que la arquitectura favorezca la circulación, una virtud que por cierto tampoco puede ser omitida en las cocinas hogareñas. Al respecto, las últimas tendencias arquitectónicas apuntan a un diseño en forma de “U”, idealmente con dos puertas, una entrada y una salida. Más allá de las condiciones y las limitaciones de cada espacio, el desafío es generar un espacio en el cual la circulación de las personas no entorpezca las actividades (y se eviten riesgos, considerando que en las cocinas se emplean objetos y materiales de potencial peligro).

Por lo demás, es interesante notar que el profesional arquitecto debe en este caso conocer a fondo qué tipo de actividades se realizarán en la cocina, sabiendo en todos los casos (en las profesionales y en las domésticas) que el diseño debe seguir una secuencia lógica, que se basa en los tareas que propicia cada mueble y en la ubicación de los alimentos. Para tener una idea, un buen orden es el siguiente: heladera, lavabo, mesada, horno, mesa. Un listado que se traduce en: alimentos crudo, lavado, corte, cocción, y finalmente la llega a los comensales. En este sentido, también es aconsejable que los cajones con los utensilios estén ubicados justo debajo de la mesada, en la zona de corte. Otro aspecto clave en la arquitectura de una cocina es la ventilación, la que proveen las aberturas y también determinados artefactos como los extractores.

Finalmente, hablaremos de los pequeños detalles. Uno de ellos es el siguiente: ¿sabías que en las cocinas es necesario que cuando se instalan los muebles, alacenas y gabinetes, se deje un espacio de 10 o 15 centímetros entre el suelo y los muebles? Aunque algunos puedan descuidar este detalle, se trata del modo de que los cocineros puedan trabajar con comodidad, teniendo espacio para sus pies cuando están trabajando junto a la mesada. Como vemos, cada pequeño detalle cuenta.

Algunas ideas sobre el diseño de salas para cursos de medicina estética

Los cursos de medicina estética como los que se ofrecen en Saeni están a la orden del día, ya que muchos profesionales requieren de un espacio concreto para capacitarse y actualizarse permanentemente, habida cuenta de la nueva aparatología y los tratamientos que año tras año salen al mercado. En este contexto, muchas veces son los propios centros de estética los encargados en brindar estos cursos; y de ahí la necesidad de empezar a pensar un espacio dedicado a cumplir exclusivamente esta función.

 

Desde la arquitectura es mucho lo que podemos aportar para lograr salones educativos realmente funcionales desde todo punto de vista. En primer lugar, es importante presentarle al cliente un proyecto serio, responsable con los tiempos de trabajo, y sobre todo capaz de ajustarse de la mejor forma a un presupuesto acordado con anterioridad.

Una sala de estas características requiere, en principio, de la capacidad para albergar cómodamente unas treinta o cuarenta personas. Rara vez se necesita más, ya que pocos cursos de estética aspiran a una mayor cantidad de público presente. En todo caso, se debe tener en cuenta un estilo de diseño que permita presentaciones audiovisuales de gran calidad, lo cual implica que debemos poner la mirada no solo en el espacio disponible, sino además en la iluminación.

 

En un sector como el de la salud, y más específicamente el de la medicina estética, los avances técnicos se producen de forma muy vertiginosa, lo cual trae consigo la necesidad implícita de actualizarse. Antes de seguir adelante, aquellos que requieran conocer un poco más sobre las características de estos cursos de medicina estética aquí pueden ver más.

 

Volviendo un poco al tema que nos ocupa, decíamos que el diseño de salas de estudio para el sector de la salud, independientemente de la especialidad en cuestión, consiste básicamente de una combinación entre puestos de estudio cómodos, y un espacio de proyección de material audiovisual de excelente calidad. En la mayoría de los casos, esto se consigue al aprovechar al máximo el lugar disponible, como decíamos anteriormente, dentro de un centro de estética que ya se encuentre en funcionamiento.

 

Claro que no todos los cursos son iguales, así como no todos ellos se realizan dentro de un salón predeterminado. La aparatología, al menos, se analiza y estudia de forma presencial en los sitios en donde está instalada y trabajando con normalidad. En este sentido, la arquitectura rara vez es requerida para diseñar espacios completamente nuevos, sino más bien como fuente de consulta para efectuar remodelaciones que cumplan con todas las normativas vigentes por la ley.

 

En este contexto, hay excelentes ejemplos a los que podemos recurrir como profesionales para buscar esa equilibrada combinación entre comodidad y funcionalidad a la que aspiran la gran mayoría de los salones en donde se dictan cursos de medicina. A eso, naturalmente, podemos añadirle algunas propuestas de nuestra propia cosecha, claramente, una vez que hayamos estudiado en detalle las características e inquietudes que nos comente el cliente.

 

Más allá de esto, el crecimiento de los cursos de medicina es un factor que todo estudio de arquitectura debería tener presente como objetivo de trabajo en el corto plazo, en especial si tenemos en cuenta que estos cada vez se tornan más y más necesarios para los profesionales del ámbito de la salud.

Reformas del hogar: nuevos muebles para nuevos espacios

Las reformas a menudo traen consigo algunos problemas en materia de diseño y decoración que el cliente rara vez sospecha. Sobre todo las reformas hechas en los espacios comunes de la casa, como el living, pueden volver inadecuados muchos de los muebles que hasta hace poco encajaban a la perfección con el diseño y el espacio físico disponible. A continuación compartimos algunas reflexiones sobre el tema para recomendar a nuestros clientes.

En primer lugar, durante la reforma se puede sugerirle al cliente que vaya tomando en cuenta la necesidad de renovar al menos una parte del mobiliario. Las tiendas de muebles online son una muy buena opción al respecto, ya que cuentan con catálogos realmente amplios y con productos que bien pueden adaptarse todo perfil de público, desde aquellos que prefieren algo más tradicional, y hasta clásico, a los que se arriesgan un poco más con muebles de diseño.

Cuando las reformas son expansivas, es decir, cuando hacen más amplios los ambientes del hogar, sobre todo el comedor y el living, ocurre que muchos muebles ya no logren el mismo equilibrio en relación al espacio que los rodea. Algunos, por supuesto, pueden reutilizarse y de muy buena forma, pero otros, tal vez adquiridos para cumplir una función específica dentro de las viejas dimensiones del ambiente, quizás necesiten ser descartados en favor de algo más equilibrado.

Ahora bien, el núcleo de todo comedor es la mesa; pero cuando se realizan tareas de reforma, en especial aquellas que nos permiten ampliar el espacio disponible, este elemento puede quedar desfasado o incluso totalmente inadecuado. Sin embargo, e independientemente de los gustos particulares del cliente, siempre se puede recurrir a distintas opciones en mesas de comedor de diseño que puedan adaptarse al nuevo ambiente después de la reforma.

Las mesas de diseño, por otro lado, no solo tienen que ver con su tipo de estructura y su confección, sino más bien con su singularidad. En este sentido, una mesa de diseño puede adaptarse perfectamente a la función que se le designe en el comedor y, de ese modo, salvar buena parte del mobiliario que la rodea; evitando así que la renovación del mobiliario sea total.

Es importante mantener al cliente al tanto de estas cuestiones para que no lo sorprenda al encontrarse con más espacio a disposición y con muebles que quizá no se adecuen a él de la mejor forma. Las tiendas online son un excelente recurso para presentar opciones generales que, a partir de ahí, pueden pasar a lo particular. Por otra parte, también se puede recurrir a una fábrica de muebles, que a nivel local cuentan con muy buenos diseños y productos, además de precios ostensiblemente más bajos que los que podríamos obtener en un local tradicional o un gran sitio web.

Conviene tener en cuenta estos temas para evitar sobresaltos posteriores, y de ese modo brindarle al cliente un servicio de excelencia, que va más allá de los trabajos de refacción o de reforma; es decir, que sea capaz de anticiparse a sus inquietudes en relación al mobiliario y presentarle soluciones concretas.

Una mirada a la arquitectura de la Embajada Británica, ubicada en “La Isla” de Buenos Aires

Tal como se explica en esta nota de Fervor x Buenos Aires, una publicación a cargo de la inmobiliaria Izrastzoff IBR (izr.com.ar), hay una zona en la ciudad que en términos inmobiliarios se conoce como “La Isla” o, mejor dicho, se conoció de tal modo. Se trata de un territorio vasto que incluye la que hoy es la Plaza Mitre, con un total de 8 hectáreas aproximadamente. Hace mucho perteneció a Samuel Hale, un empresario inglés, de quien es posible conocer más en esta nota que recomendamos repasar. Aquel terreno fue abierto hacia el año 1905 bajo la intendencia de Don Torcuato de Alvear, y definitivamente en el gobierno del intendente Alberto Casas, cuando se adquirieron los terrenos para su loteo y venta. Allí, en esta “isla porteña”, se alza una construcción emblemática: la Embajada Británica. Una construcción que es única en el paisaje de esta urbe.

En esta nota de Lemoine Hermanos, como es costumbre aquí, haremos foco en la arquitectura de este caserón que está rodeado por árboles añosos y carente de vecinos. Según se indica en el mencionado repaso, este caserón es sencillo y tiene todas las señas de los antiguos cascos de las estancias criollas, que se mantuvieron por fuera del carácter sofisticado de las grandes mansiones que se construyeron en Buenos Aires, y en esta misma zona, después del 80’. Quien lo asegura es Enrique Espina Rawson, que firma en Fervor x Buenos Aires. La explicación, como veremos más adelante, hay que buscarla principalmente en la inspiración que rigió las mentes de quienes construyeron esta edificación sobria.

Resultado de imagen para embajada britanica buenos aires

Uno de los terrenos loteados fue comprado por Carlos María Madero, quien construyó lo que hoy es la Embajada Británica y que, como se ha dicho, se erigió con notables diferencias respecto a las residencias aledañas. En la publicación de IBR, nombre destacado entre las inmobiliarias en Escobar (https://www.izr.com.ar/inmobiliaria-escobar), todo el corredor norte de GBA y en Capital Federal, se indica que mientras las mansiones vecinas estaban colmadas de estatuas, mármoles y columnas, con techos altísimos, más pensadas para la vida social que la vida en familia, la residencia de Madero marcó un quiebre.

Hay una explicación clave desde el ámbito de la arquitectura: esta mansión, construida entre los años 1914 y 1917, fue encargada a arquitectos ingleses y no franceses, como ocurría usualmente entre los caserones cercanos. La Embajada Británica es una creación de los arquitectos Bertie Collcut y Walter Basseth-Smith. Sin dudas se trata de un palacio, de una mansión, aunque presentando señas de sobriedad propios de la arquitectura eduardina, sobre la cual sienta bases.

En la Embajada Británica no hay grandes revestimientos en mármol ni frescos en los techos; en cambio hay rincones que están abiertos al paisaje natural circundante. Un detalle interesante que apunta Espina Rawson: el jardín que hoy aparece al fondo de este caserón no era parte de los planos originales, sino que fue adquirido recién en el año 1947.

Sin dudas, la Embajada Británica es una construcción singularísima en las calles de Buenos Aires. Con vista al río, ubicada en lo alto de una barranca, sin vecinos. No se puede negar su particularidad.