3 centros de estudio destacados por su arquitectura

Es ya una verdad de perogrullo el hecho de que el diseño y la arquitectura de los espacios tiene una influencia directa en las personas que los habitan. Y si bien se trata de un hecho evidente, como hemos dicho, no deja de ser interesante evaluar cómo la fisonomía de los espacios posee una repercusión en nuestra forma de vida, algo que es de gran interés no sólo en los hogares o los sitios de trabajo, sino también en escuelas, universidades y centros de estudio. ¿Acaso no es sumamente atractivo pensar que el diseño de un colegio influirá favorablemente en el desempeño académico de los alumnos? Sin dudas, un gran desafío para la labor del arquitecto.

En esta nota repasaremos tres interesantes ejemplos alrededor del mundo: el argentino Instituto Técnico de Motores (http://www.institutoitm.edu.ar/), el Colegio Alemán de Madrid, y la Escuela Vittra de Estocolmo. Veamos.

El caso de las escuelas Vittra, ubicada en la capital de Suecia, es realmente un emblema en esta intersección. Se trata de una entidad pública que permite a los alumnos escoger el espacio de aprendizaje según la actividad que realizará. En las imágenes del link arriba compartido podemos ver que las aulas no tienen muros y que hay allí numerosos espacios de carácter lúdico. Se trata de un trabajo del Rosan Bosch Studio, que ha reformado estas escuelas suecas planteando desde el quehacer arquitectónico un verdadero cambio de paradigma en el programa educativo. En esta charla TED es posible conocer más detalles acerca de este proyecto que mixtura educación y arquitectura. Digo de repasar.

El caso de ITM es menos ambicioso que el de Vittra, aunque también interesante, máxime por la cercanía. Tal como podemos ver en las imágenes del sitio web oficial de este centro de estudios ubicado en Buenos Aires (http://www.institutoitm.edu.ar/institucional), se dispone allí un espacio que encaja al dedillo con el protagonista de sus cursos: el automóvil. Las aulas de diseño abierto cuentan con espacios para la labor de un taller, esto sin ir en desmedro de la intimidad de cada salón. Además, al ser un típico galpón hay allí espacio para vehículos para testeo, como si se tratase de un verdadero taller. El desafío en este caso: ser al mismo tiempo un espacio de trabajo y un espacio de estudio.

Finalmente, en este PDF es posible conocer todos los detalles respecto a la arquitectura del Colegio Alemán de Madrid. Se trata de un espacio académico que fue inaugurado a fines del año 2016 y que pronto obtuvo reconocimiento, por ejemplo al obtener el premio World Arquitecture Festival. Especialistas coinciden que este es el proyecto más relevante de la arquitectura alemana fuera de su país, con una inversión que estuvo en torno a los 55 millones de euros.

Más detalles sobre aquel centro pueden ser consultados en esta nota del sitio español ABC.