Marketing: nuevas oportunidades para la arquitectura en la web

Podemos tomar el tema del marketing digital de diversas formas, pensando siempre en el sector de la arquitectura, pero realmente hay un solo objetivo para todas ellas: la posibilidad de llegar a más y nuevos clientes. En este contexto, internet es un ámbito mucho más accesible desde lo teórico que desde lo práctico; de ahí que resulte imprescindible apoyarse en profesionales para llevar adelante campañas y proyectos estratégicos de diversa índole.

Para hablar con un poco más de propiedad hemos recurrido al sitio: imactions, dedicado al marketing digital, el posicionamiento, entre otras cosas; y desde allí nos dicen que el ámbito de la arquitectura es uno de los que más recurre a estas técnicas dentro del mercado actual. No lo sabemos exactamente, ya que no contamos con estadísticas precisas, pero es de suponer que esta afinidad se basa en la creciente competitividad que atraviesa nuestro sector.

Resultado de imagen para pagina web

Los expertos en SEO y demás técnicas actualizan constantemente sus estrategias, y eso ha conducido a un territorio en donde solo los mejores logran sacar esa deseada ventaja sobre el resto. Son tantas, y tan diversas, las acciones que conforman una sólida estrategia de marketing digital, que realmente requieren de un nivel de coordinación formidable. Por eso es tan necesario recurrir únicamente a las empresas capaces de cumplir lo que prometen.

Pensemos por un momento en la publicidad online, la administración de redes, el diseño web, el posicionamiento en buscadores, las técnicas de leads generation(https://imactions.com/publicidad-linkedin/), literalmente, la generación de oportunidades de obtener nuevos clientes, y luego consideremos que nuestro estudio de arquitectura no opta por ninguna de ellas. Perfecto. Ahora pongamos sobre la mesa el otro costado de la moneda: nuestros competidores sí lo hacen; en consecuencia, la no acción conduce a un deterioro que de hecho habría podido evitarse si hubiésemos actuado con inteligencia.

Es imposible para un estudio, por más voluntarioso que sea, ocuparse por sí mismo de estas cuestiones. No solo no se realizarán con el profesionalismo que requieren, sino que además estaremos desperdiciando recursos valiosos que pueden aplicarse sobre otras áreas para las que sí estamos calificados. Es decir entonces que el concepto de “nuevas oportunidades” opera en dos sentidos opuestos: puede ser un factor de desarrollo cuando se las articula a través de expertos, o bien una piedra en el zapato cuando se toma una postura reactiva, es decir, que se preocupa de los problemas, como el posicionamiento, cuanto estos realmente se hacen notar.

Hay que destacar que en la actualidad hay muy buenas empresas de marketing digital en nuestro país. En este sentido no tenemos nada que envidiarle a los países del primer mundo. En todo caso, la dificultad está en saber distinguir cuál de ellas nos brindará la cobertura específica que nuestro estudio de arquitectura requiere, y eso puede resolverse de un modo muy sencillo.

Nunca está de más consultar cuál es el catálogo de clientes de este tipo de empresas. En muchos casos, esa información está disponible en sus sitios web, de modo tal que antes de pautar una entrevista, vayamos a los hechos: ¿ha trabajado con algún cliente de nuestro sector? Y de ser así, ¿cuáles fueron sus resultados? Con esas dos simples preguntas podemos allanar mucho camino para encontrar la propuesta más adecuada para nosotros.