El nuevo código civil y el seguro de caución obligatorio para los desarrollos inmobiliarios

¿Sabía usted que las modificaciones en el Código Civil, más precisamente en el artículo 2071, introducen la obligación de disponer de un seguro de caución para los desarrollos inmobiliarios? Según nos explican desde la Organización Profesional de Cauciones (http://segurosdecauciones.com.ar/), existen diversas variantes de pólizas de caución que aplican a diferentes actividades, y el seguro obligatorio del artículo 2071 abre nuevas oportunidades en el mercado de los seguros. Veamos de qué se trata.

La realidad del sector demuestra que algunas compañías ya operan este seguro obligatorio que se debería ofrecer en los departamentos a estrenar, aunque muchos desarrolladores hacen rodeos para evitar cumplir con esta obligación, a menos que el comprador informado exija dicho seguro.

El mencionado artículo del Código Civil y Comercial establece este seguro de carácter obligatorio para poder celebrar los contratos sobre unidades construidas o que son proyectadas bajo el régimen de propiedad horizontal. Así, el titular del dominio del inmueble involucrado en la operación debe contratar un seguro a favor del adquiriente, que es una salvaguarda ante eventuales riesgos o fracasos de la operación. Como es usual en los seguros de caución, en este caso también se trata de una cobertura que comprende el reintegro de las cuotas ya abonadas con el agregado de un interés retributivo o, en su caso, la liberación de todos los gravámenes que asume el adquiriente en el contrato preliminar.

El artículo en cuestión establece que el incumplimiento de esta obligación priva al titular del dominio de todo derecho contra el adquiriente, esto a menos que cumpla íntegramente con sus obligaciones. No obstante, no priva al adquiriente de sus derechos contra en enajenante.

Todo esto fue resulto por la Superintendencia, que aprobó con carácter general la aplicación de este seguro de caución para cumplir con las obligaciones establecidas en el repasado artículo del Código. Se establece de esta forma un seguro genérico que sirve para el desarrollo y certificados individuales. De acuerdo a especialistas, si se instalase definitivamente este seguro el mercado inmobiliario tendrá un gran impulso pues se dará mayor certeza y seguridades a los compradores de desarrollos inmobiliarios, aquello que se conoce como “compra en pozo”. Sin dudas, esto sería también una buena noticia para el sector de arquitectura.

Sin dudas este cambio de paradigma, empujado por la obligación establecida, traerá movimientos al interior del mercado inmobiliario, verdaderos cambios en la oferta y la demanda. Como fuere, siempre es importante conocer las opciones de seguros de caución disponibles al participar en estos sectores, algo que ya sabemos por ejemplo en el caso de los seguros de caución para alquileres (más detalles aquí http://segurosdecauciones.com.ar/seguro-alquiler/) que se presentan como herramientas que facilitan y dinamizan las operaciones inmobiliarias.

Exploramos la arquitectura de Noas, un laboratorio de Montevideo

En nuestro blog de arquitectura y diseño hoy hablaremos de un interesante proyecto de 620 metros cuadrados, emprendido en 2011 en la capital de Uruguay, Montevideo. Hablamos del edificio de Noas, una empresa del sector farmacéutico que, como podemos imaginar al iniciar este examen, exige condiciones muy particulares. Gracias a nuestro trato con el especialista en equipos insumos de laboratorio Equicent (http://equicient.com.ar/categoria/insumos-laboratorio/), hemos conocido en el pasado algunas de las condiciones arquitectónicas específicas para este sector, que intentaremos abordar también en este repaso del edificio de Noas en Montevideo.

Aquel es un proyecto que realizó hasta unos 7 años el estudio de arquitectura uruguayo gualano+gualano, descripto en términos formales como un edificio con oficinas y planta de producción de un importante laboratorio de la industria farmacológica. Según cuentan desde el mencionado estudio, la nueva sede se erigió en un terreno con un galpón industrial ya existente, en una zona cercana al puerto de Montevideo. En tanto, el proyecto debió contemplar este enclave, céntrico en aquella ciudad sudamericana.

Dicho esto, hay que tener en cuenta que este interesante edificio (puedes ver muchas imágenes del proyecto siguiendo este enlace) se insertó bajo un techo ya existente, aunque trabajando en el armado de una nueva fachada hacia la calle, bien diferente a lo que los transeúntes veían anteriormente, cuando allí se alzaba un simple galpón. El estudio de arquitectos arriba mencionado enfocó gran parte de sus esfuerzos en entregar una nueva identidad al sitio, dejando visibles estructuras que sobresalen de la nueva y moderna fachada, y que recuerdan la historia de este sitio.

gualano+gualano optó por la creación de un edificio transparente, con un gran frontal vidriado, tal como podemos observar en las imágenes compartidas. En este orden se aprovechó la presencia de numerosos árboles en la calle donde está ubicado este edificio, para que quienes trabajan en estos laboratorios puedan contar con una bella vista del exterior. Y por supuesto el acceso de luz solar durante las horas del día, capaz de penetrar hasta el fondo del edificio.

La mole incluye oficinas, un auditorio, laboratorios, planta de envasado, depósitos, zonas de servicios, accesos y vestuarios. También cuenta con un patio posterior que, asimismo, propicia el ingreso de luz natural. En el interior predomina el vidrio, como hemos visto anteriormente, y la madera.

Exploraciones nuestras como el caso de especialista en materiales de laboratorio en Argentina Equicent (http://equicient.com.ar/) nos han ratificado que este rubro exige una serie de nociones específicas a aplicar desde la labor arquitectónica, pues se trata de un ámbito en el que no sólo aparecen los clásicos desafíos de la arquitectura, sino que algunos se potencian como la funcionalidad y la seguridad. Si a esto sumamos el deseo de generar espacios bellos, el desafío es de veras intenso.